Ir al contenido principal

¿En Argentina la TV digital argentina perdió 18 canales o las telecomunicaciones moviles ganaron espectro?




La presidente Cristina Fernández de Kirchner decidió atribuir la porción de 698 a 806 MHz. del espectro radioeléctrico, conocida como la "banda de los 700 MHz.", para ser atribuida a servicios de telecomunicaciones móvil terrestre. De esta forma, la radiodifusión pierde 18 canales (52 a 69) que podrían ser asignados a estaciones de televisión digital terrestre.
La medida se materializó a través del Decreto 2426 de diciembre de 2012 y sigue la tendencia de las grandes economías mundiales. En Estados Unidos la subasta de esta porción del espectro generó ingresos millonarios a las arcas públicas.
Esta decisión no tuvo la repercusión periodística que merece. Es que la prensa se centró en los principales artículos del Decreto 2426, que facultan a Ar-Sat para operar sistemas de telefonía móvil. Recién el artículo 6º asigna la "banda de los 700" a este tipo de servicio de telecomunicaciones.

La medida es de alto impacto para la implementación de la televisión digital terrestre en el país, principalmente en áreas de alta densidad poblacional como el conformado por la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, también conocida como AMBA. Pero también habla de un alto grado de improvisación.

Es que el año próximo pasado se suspendieron los concursos para la adjudicación de licencias, cuyas plantas transmisoras son operadas por Ar-Sat, por falta de oferentes. Se realizó la convocatoria sin un plan de frecuencias. Los pliegos eran caros para las pymes y sectores no comerciales, y además contenían cláusulas tan absurdas como la exigencia del pago de un canon mensual de 24 mil pesos por el alquiler de la planta transmisora sin distinguir potencia de transmisión y localidad.
Ante el panorama planteado por el Decreto 2426 son 31 canales que deberían ser repartidos en forma equitativa entre los tres sectores que identifica la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual: público estatal, no estatal e Iglesia Católica; privado comercial y privado no comercial. Son 10 canales para cada uno de ellos. Aunque huelga resaltar que dicha ley sólo exige que los planes de frecuencias deben reservar un 33% de las frecuencias para el sector privado no comercial.
El mayor problema se presenta en el AMBA. Allí, desde diciembre de 2009 el Estado Nacional se autoasignó 4 canales (22 a 25) para señales propias y tercerizadas (a través de la Resolución COMFER 813/09).
A su vez, en julio de 2011 , pero dado que catorce de estas casas de estudios se encuentran en el AMBA. Por cierto, a algunas de ellas les asignaron frecuencias ubicadas dentro de la "banda de los 700", con lo cual el organismo que conduce actualmente Martín Sabatella deberá reasignarles frecuencias entre los canales 20 y 51.

En consecuencia, los canales asignados al sector estatal y no estatal ya excede el cupo de 10 que le corresponde por la partición igualitaria del espectro. Ante esto surgen varios interrogantes: ¿Será el Estado Nacional el que devuelva a algunos de los 4 canales autoasignados? ¿Deberán las universidades ubicadas en áreas linderas operar un múltiple de un mismo canal? o ¿Las cosas quedarán así y los "platos rotos" los pagarán los otros dos sectores?
Fuente: Radiodifusión Data salvo por el título que fue modificado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La protección de datos personales y el riesgo de la ciberseguridad en los procesos de auditoría previa (“due diligence”) en las adquisiciones y fusiones de empresas (“M&A").

1.Introducción: En la actual economía digital, donde diferentes tipos de datos han pasado a ser el combustible del funcionamiento de gran cantidad de compañías, es necesario repensar los criterios de valuación para estos datos, más frente a las promesas de las fórmulas de Big Data[1] en cuanto a la obtención de ganancias considerables al involucrar metodologías con suma efectividad para la comercialización de productos y servicios a los clientes.
Ante lo cual cualquier comprador que no encare un adecuado procedimiento de due diligence previo a la adquisición de las compañías, y que necesariamente comprenda el análisis de la situación en que se encuentran los datos, afrontará serios riesgos legales y de negocios. El riesgo asociado a los datos en la compra de paquetes accionarios de compañías tiene un carácter novedoso, tan es así que hace diez años no se preveía.[2]Existe una tendencia cada vez más marcadas en las transacciones de fusiones y adquisiciones a abandonar la consideración d…

Con la sanción de la Ley 27.078 Argentina pasó a formar parte del reducido grupo de países que garantizan la neutralidad de red a través de una norma legal. Sin embargo el ente estatal creado y al cual se le transfiere toda la infraestructura estatal de telecomunicaciones no estaría alcanzado por dicha obligación.

La Ley 27.078, conocida como Argentina Digital, y que ha venido a modificar el marco legal aplicable no sólo a las telecomunicaciones sino a las industrias TICs, ha reconocido con rango legal a la neutralidad de red. 
La ley en cuestión ha merecido significativas críticas, aunque el reconocimiento legal de la neutralidad de red no ha sido objeto de casi ningún cuestionamiento. La efectiva implementación de la neutralidad dependerá del alcance que adopte la reglamentación de la ley a ser dictada por el Poder Ejecutivo o la AFTIC (flamante superente creado por la referida ley). 
El apoyo generalizado al tratamiento otorgado por la cuestionada ley a la neutralidad de red tal vez deba encontrarse en que se trata de una transcripción casi literal del proyecto de ley de neutralidad de red consensuado entre todas las fuerzas políticas en la Comisión de Sistemas, Medios y Libertad de Expresión del Senado luego de un año y medio de estudio y debate. 
Sin embargo existen diferencias entre los mism…

Extensa vacación regulatoria de dudosa legalidad otorgada a los operadores de redes de nueva generación bajo la convergencia de servicios TICs. ¿ Y los usuarios?

El decreto 1340/16, encargado de ultimar los contornos demorados de la convergencia entre los mercados de telecomunicaciones y de comunicaciones audiovisuales, ha dejado muchas cuestiones para el análisis.
El plazo de 15 años de vacación regulatoria otorgado a aquellos prestadores que instalen nuevas redes fijas de última milla de nueva generación respecto al acceso e infraestructura es una de las cuestiones más llamativas y controvertidas al implicar un notorio apartamiento tanto del marco de la legalidad local como de la práctica regulatoria mundial actual.
La vacación regulatoria en materia de redes de telecomunicaciones surge como el privilegio o concesión, otorgado a los dueños de nuevas redes de fibra óptica, consistente en poder explotar dichas redes en forma monopólica, sin permitir el acceso a dicha infraestructura de red de cualquier otro prestador de servicios, contrariando toda la teoría regulatoria que promueve el acceso a las diferentes capas de las redes tendiente a ale…